Ryan Lochte, criticado en EU por historia falsa sobre asalto

NUEVA YORK.- El nadador Ryan Lochte fue catalogado este viernes en su país como ‘el estadounidense feo’, mientras la crítica de la prensa aumenta contra el otrora querido campeón olímpico, diciendo que su historia falsa de haber sido víctima de un robo a mano armada en Río de Janeiro refleja los peores estereotipos sobre los norteamericanos en el exterior.

Lochte, de 32 años, fue acusado por las autoridades brasileñas de inventar una historia que acaparó los titulares de todo el mundo sobre haber sido asaltado a mano armada por hombres que se hicieron pasar por policías.

Imágenes de seguridad y la investigación oficial muestran que Lochte y otros tres nadadores destrozaron un baño de una gasolinera y orinaron en público cuando se dirigían a la Villa Olímpica desde una fiesta el fin de semana.

El diario New York Daily News hizo un juego de palabras con el monstruo del lago Ness (“The Lochte Mess Monster”) en su portada, y añadió en un editorial que el dueño de 12 medallas olímpicas pasaría a la historia como “un tonto mentiroso”.

El New York Post también fue feroz. “Mentiroso, mentiroso (…) El estadounidense feo”, decía su portada. El columnista deportivo del diario Mike Vaccaro dijo que el comportamiento de Lochte representaba el peor tipo de estadounidense.

“Tenemos que agradecerle a él, y a los de su tipo, por las miradas sospechosas que recibimos en las calles de Praga, o las de exasperación en la fila para comprar helado en Florencia o las preguntas extrañas de los taxistas en el condado de Clare (Irlanda)”, escribió Vaccaro.

La tardía disculpa de Lochte el viernes, en un comunicado publicado en su página de Instagram en que no se refiere a lo que hicieron y recalca que le apuntaron con un arma, le ganó pocos amigos. Varios usuarios del sitio al igual que en Twitter criticaron duramente su disculpa.

La situación era marcadamente distinta a lo ocurrido hace cuatro años cuando Lochte fue una de las estrellas de los Juegos de Londres, tras los que tuvo un breve programa de televisión llamado “What Would Ryan Lochte Do?” y apareció como él mismo en programas con éxito de audiencia como “30 Rock” y “90210”.

La columnista del Washington Post Sally Jenkins escribió el viernes que Lochterepresentaba “una categoría especial de estadounidense detestable”.

Jenkins concluyó que terminó el tiempo del nadador como figura pública “algo que es probablemente la forma más efectiva de justicia para alguien que aparentemente desea tanto la atención. El olvido es lo que merece”.

Otros señalaron el contraste entre la afirmación del portavoz de los Juegos Mario Andrada el jueves de “darle un respiro al chico” y el vilipendio en las redes sociales que sufrió la gimnasta estadounidense Gabby Douglas por su cabello y por no colocarse la mano en el corazón durante el himno nacional.

AP