Temer es abucheado en la inauguración de los Olímpicos

En el marco de la inauguración de los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro, cuando Michel Temer subió al estrado para dar como oficialmente inaugurada la justa veraniega, los abucheos en el estadio Maracaná no se hicieron esperar.

Temer presidió el evento de la mano de decenas de jefes de estado, después de haber asumido la presidencia como resultado del juicio político en contra de Dilma Rousseff, quien se dijo triste por no haber podido asistir al evento.

Durante el día de apertura de la justa veraniega, que costó 12 mil millones de dólares, se presentaron enfrentamientos entre manifestantes y la policía, que tuvo que recurrir al gas lacrimógeno para dispersarlos.

La inauguración estuvo llena de ritmos de samba, bossa nova y funk, y ejemplificó con diversos actos el arribo de los portugueses al nuevo mundo y su conquista de la población indígena, así como también la esclavitud de los africanos.

Aunque no se dio a conocer el precio que tuvo la ceremonia de inauguración, se estima que tendría un costo de 42 millones de dólares, que es aproximadamente la mitad de lo que costó la de los Juegos Olímpicos de Londres en 2012.

 

Con información de Reuters