Carlos Navarro peleará por medalla en taekwondo

El mexicano Carlos Navarro avanzó este miércoles a semifinales de taekwondo, categoría de 58 kilogramos, al vencer al brasileño Venilton Torres Teixeira, con lo que peleará por una medalla a las 15:15 horas local cuando enfrente al chino Zhao Shuai.

Previamente en cuartos de final, el taekwondoín venció a Yousef Shriha de Libia.

El atleta mexicano enfrentó el duelo ante el brasileño con el antecedente inmediato de las semifinales de los Juegos Panamericanos de Toronto.

En la justa continental, el mexicano derrotó al sudamericano con marcador de 11-9. Ese combate marcó el camino de ambos en el torneo: mientras Navarro ganó la medalla de oro, Teixeira terminó quinto y sin medalla.

carlos

El sueño de ser campeón olímpico

“Desde los nueve años he querido ser campeón olímpico y he estado trabajando para ese sueño”.

Con esa decisión y determinación se expresa Carlos Rubén Navarro Valdez, de Ciudad Juárez, Chihuahua.

El joven de 20 años asegura que cuando vio en la televisión a Óscar Salazar ganar la medalla de plata en Atenas 2004 y luego a María del Rosario Espinoza, que ganó la presea dorada en Beijing 2008, supo que quería poner en alto el nombre de México en taekwondo.

Navarro Valdez ha trabajado para que el sueño se haga realidad.

Durante el ciclo olímpico, el joven juarense logró la medalla de oro en los Juegos Centroamericanos y del Caribe Veracruz 2014 y en los Juegos Panamericanos Toronto 2015.

En pasadas competencias como los Abiertos de Estados Unidos, Canadá, México, España y Alemania, también consiguió tres medallas de oro y una de plata; asimismo ascendió al séptimo lugar en el ranking olímpico.

“Es mi primera participación en Juegos Olímpicos, una gran responsabilidad, estoy motivado para pelear una medalla, porque el trabajo que se ha venido haciendo me da la seguridad de que puedo hacer realidad ese sueño”, dijo el joven mexicano.

Para Navarro, entrenar para unos Juegos Olímpicos es lo más exigente que se pueda imaginar, pero para eso trabaja todos los días.

Claro, tampoco perjudica el hecho de que sus ídolos, Óscar Salazar y María del Rosario Espinoza, ahora sean su entrenador y compañera de equipo.

“Estamos preparándonos al 100 por ciento, debemos estar atentos en la estrategia y hacer lo que nos gusta, siempre concentrados, que es lo más importante”, afirmó el competidor.

El atleta mexicano destacó que estar en competencia en una justa veraniega es mucho más fuerte que estar en un Mundial, Copa del Mundo, Juegos Panamericanos o Grand Prix.

“Ya peleé con todos, y creo que la diferencia es que será intenso y no se compara con otros certámenes, a pesar de haber peleado con mis adversarios”.