Poseidón, Morrison, ‘The End’

En sus Cartas a Poseidón, Cees Nooteboom escribe, como si fuera (acaso lo es) un reportero deportivo que presiente que los Juegos Olímpicos vuelven al letargo y con ese final llega el abandono doloroso e inevitable de los dioses: “Leyendas del mundo, eso es lo que te envío”. Antes había dicho que toda forma pura […]

Beckett, Godot, nada ha sido, ni fue

El decoro de la derrota en el deporte no está, como piensa Coubertin, en la importancia es competir. Lo que hace fascinante al perder es la esperanza: algún día, en algún campo, en otro pasto. Debiera exponerse un museo de la derrota, Danzig, Colonia o Colorado Springs ya piensan ello, seguro. Los mexicanos, desde el […]

Roma, Jesús, el cuerpo

Desde mucho antes de Belén, con el dominio romano de la Hélade, esa conquista que fue, afortunadamente, asimilación, los Juegos Olímpicos dejaron de ser el glamur y la belleza apolínea del deporte. Los atletas se convirtieron en actores de un reparto más cercano al circo (casi del Sol) que al arte y la armonía. La […]

Dionisio y Phelps, el encanto del placer

Nadie como Nietzsche para partir en dos la consecuencia de los actos. Apolíneo y dionisíaco. En el deporte, como en el resto de las tareas humanas, habitan simultáneamente la belleza y la fiereza. La trampa, por ejemplo, es consustancial al juego. Y desde la Grecia clásica ha sido analíticamente documentada. Apolo, al amparo de Zeus, […]

Ortega, el otro, el ser

En 1894, justo el año en el que se funda el movimiento olímpico moderno, Dugas escribe sobre la obra de Aristóteles: La amistad tiene un lugar importante en la historia de las ideas morales. Es anterior a la justicia. Los pueblos y los individuos practicaron el amor mucho tiempo antes de conocer el derecho. Aristóteles, […]