Decepcionan los Juegos Olímpicos… en Las Vegas

En realidad, los estadounidenses no quieren apostar a los Juegos Olímpicos, después de todo. En Las Vegas, los jugadores que pueden apostar a los Juegos  por primera vez en 16 años, se han mantenido en gran medida alejados de los eventos en Río de Janeiro. Dejando de lado algunas grandes apuestas al basquetbol y al futbol, los operadores de apuestas deportivas dicen que el total que mueven los Olímpicos ha sido decepcionante.

“Recibimos probablemente la misma cantidad de apuestas a los Olímpicos que a un gran partido de beisbol en la temporada normal”, dijo el corredor de apuestas de Mirage, Jay Rood, en un correo electrónico. (No es demasiado: el beisbol es menos popular entre los apostadores que el futbol americano o el basquetbol.) Las apuestas a los deportes “se mueven con el basquetbol y prácticamente nada más”.

Los corredores de apuestas de Las Vegas no toman apuestas para los Juegos Olímpicos desde Sídney 2000. Luego de una campaña del senador estadounidense John McCain para prohibir las apuestas a los deportes amateur, los casinos de Nevada transigieron: dejaron de tomar apuestas a los Juegos Olímpicos, la Little League y otros eventos con pocas apuestas pero permanecieron abiertos a las competiciones universitarias.

La Comisión de Juego de Nevada reabrió el año pasado las apuestas a los Juegos Olímpicos, aprobando una propuesta introducida por un grupo de los casinos del estado.

Westgate Las Vegas SuperBook ha ofrecido apuestas sobre más de 65 eventos en Río hasta el momento, su menú de apuestas más grande en la historia para los Olímpicos.

El equipo masculino de basquetbol estadounidense también es favorito en este caso. En esos juegos, la actividad es aproximadamente equivalente a un partido inferior de la Major League Baseball, según el vicepresidente de Race & Sports Book Operations, Jay Kornegay.

“Existía un interés mínimo hace décadas y hasta el momento eso se ha mantenido este año salvo por un par de excepciones”, dijo Kornegay.

Los Juegos terminan el 21 de agosto y es posible que las apuestas repunten un poco cuando los equipos estadounidenses de basquetbol avancen y el futbol llegue a los niveles de eliminación. También existe la posibilidad de que se presente alguna situación fascinante que impulse a los apostadores a actuar. “En este momento, sólo es cuestión de esperar a ver qué pasa”, dijo Kornegay.