La mujer “más feliz del mundo” rompe récord en atletismo

“Creo que soy la mujer más feliz del mundo ahora”, dijo este lunes polaca Anita Wlodarczyk.

¿El motivo? La atleta profundizó este lunes su dominio en la competencia femenina de lanzamiento de martillo, al establecer un récord mundial de 82.29 metros para ganar el oro olímpico en Río.

Wlodarczyk superó por más de cinco metros y medio a la china Zhang Wenxiu, que se quedó con la plata.

La polaca de 31 años es la única mujer que ha lanzado el martillo más de 80 metros y ya había quebrado el récord olímpico con su segundo tiro de 80,40 metros cuando entró a la pista por tercera vez.

feliz

Luego de hacer girar el martillo alrededor de su cuerpo ocho veces antes de lanzarlo al cielo soleado, Wlodarczyk gritó de alegría incluso antes de que el proyectil tocara el suelo, a sabiendas de que hizo suficiente para mejorar la marca de 81,08 metros que estableció en Cetniewo, en Polonia, anteriormente este mes.

“La competencia de mi vida”, dijo a la televisión polaca TVP. “Luego de la primera ronda sabía que iba a conseguir la medalla de oro y después de la segunda fui por todo (…) creo que nadie dio una sorpresa así durante los Juegos Olímpicos”.

Invicta desde junio de 2014, Wlodarczyk posee ahora los mejores 11 lanzamientos de la historia. El margen con el que ganó fue por lejos el mayor en la historia de la competencia femenina.

Wlodarczyk es la segunda polaca en obtener el oro en martillo después de Kamila Skolimowska, quien ganó la competencia en los Juegos de Sídney 2000 antes de morir a los 26 años de una embolia pulmonar.

“Todo el mundo pensaba que iba a ganar una medalla de oro”, dijo Wlodarczyk. “Pero lo mejor para mí es el récord mundial porque hablé mucho sobre esono le fallé a los aficionados, no le fallé a Polonia, lo cual es simplemente genial. Es hora de celebrar”, sostuvo.

La china Zhang Wenxiu lanzó el martillo a 76,75 metros para sumar una medalla de plata a la de bronce que ganó en Londres hace cuatro años. Sophie Hitchon fue tercera y estableció un récord británico con una marca de 74,54 metros, para ganar la primera presea en la disciplina para su país.

Con información de Reuters.