Vanderlei Cordeiro enciende el pebetero olímpico

RÍO DE JANEIRO.-

El ex maratonista brasileño Vanderlei Cordeiro de Lima encendió el pebetero de los Juegos Olímpicos de Río.

De Lima llegó a ser mencionado entre los candidatos después de que Pelé reveló el viernes que una serie de problemas de salud le impedirían asistir a la ceremonia inaugural en el estadio de Maracaná.

Así que, 12 años después, De Lima vivió el momento dorado que se le negó alguna vez en los Juegos Olímpicos.

En Atenas 2004, De Lima lideraba el maratón cuando un manifestante lo derribó. El brasileño apretó el paso para conseguir la medalla de bronce, y recibió la medalla Pierre de Coubertain en reconocimiento a la forma en que manejó el incidente.

El extenista Gustavo Kuerten entró al estadio con la antorcha y la entregó a la leyenda del basquetbol Hortencia Marcari, quien subió a un estrado y cedió la llama a De Lima.

Tras ascender una escalinata, De Lima encendió el pebetero, ante la aclamación de 60.000 espectadores.

Con ello, quedó encendido un pebetero como pocos en la historia olímpica.

Funcionarios brasileños habían advertido que este pebetero sería más pequeño que los anteriores, como un recordatorio sobre la necesidad de reducir el calentamiento global provocado por los combustibles fósiles y los gases de invernadero. La flama se alberga en una escultura gigantesca con espirales que representan el sol.

AP