Kenenisa Bekele es el quinto y último fondista en haber logrado ganar los 10 mil metros en dos ediciones de Juegos Olímpicos, tal y como hicieran Paavo Nurmi en Amberes 1920 y Ámsterdam 1928; Emil Zátopek en Londres 1948 y Helsinki 1952; Lasse Virén en Múnich 1972 y Montreal 1976, y Haile Gebrselassie en Atlanta 1996 y Sídney 2000.

Sin embargo, Bekele, nacido en Bekoji, Etiopía, conocida como la Ciudad de los corredores, se dio gusto de hacerlo, además, con récord olímpico en ambas.

La primera victoria, en Atenas 2004, la corrió junto con su ídolo y quien lo inspiró para convertirse en profesional, Gebrselassie, a quien dejó atrás cuando se desfondó a falta de tres kilómetros para la meta.

El último lap, de 400 metros, lo corrió en 53 segundos, con lo que logró restarle dos a la marca vigente que le pertenecía precisamente a su compatriota.

Cuatro años después, la estrategia fue distinta, pero el resultado el mismo. En Beijing 2008 nunca tomó el liderato, sólo se mantuvo como acompañante entre los punteros, paciente, al acecho de los kenianos frente a él.

El momento llegó a pocos de metros de la vuelta final, al rebasar a todos para no volverlos a ver hasta el final, con su segunda medalla dorada en la disciplina asegurada y el nuevo récord, hasta ahora vigente de 27:01.17 minutos.

Para comparar lo hecho por Bekele, considere, por ejemplo, que la prueba abarca la distancia promedio que recorren defensas y mediocampistas en un partido de Champions League, sólo que en 90 minutos y con descanso de por medio.

Kenenisa Bekele no llegó a estos juegos olímpicos, pero este sábado los fondistas van contra sus marcas.

 

Aquí algunos datos históricos de los 10 mil metros Olímpicos:

RÉCORD OLÍMPICO: 27:01.17 minutos

ATLETA: Kenenisa Bekele

JO: Beijing 2008

EQUIVALENCIA: Distancia promedio que recorren defensas y mediocampistas en un partido de Champions League (90 minutos)