Transcurrió un día más de actividades en los Juegos Olímpicos Río 2016, las delegaciones de Estados Unidos y China continuaron con su mano a mano en la cima del medallero, cada una tiene 10 preseas de oro.

De tal manera que los himnos de ambas naciones se han entonado en 10 ocasiones cada uno en lo que va de la justa deportiva, esto gracias al potencial que han demostrado sus deportistas en diversas disciplinas.

Estados Unidos ocupa el primer puesto de la clasificación gracias al total, pues suma, además, 11 platas y 10 bronces, mientras el “Gigante Asiático” cuenta con cinco argentas y ocho de tercer lugar.

Algo histórico ocurrió en la jornada de este día, ya que a pesar de que hubo un oro, el himno nacional no se entonó debido a que el tirador Fehaid Aldeehani compitió en la delegación de Atletas Olímpicos Independientes por los problemas políticos de Kuwait inmiscuidos en el deporte.

La delegación mexicana acumuló un día más sin estrenarse en el medallero; en la jornada de este miércoles no pudieron los clavadistas Jahir Ocampo y Rommel Pacheco en el trampolín de tres metros sincronizados y hubo eliminación en esgrima con Nataly Michel, quienes hoy buscaban algún metal.

Los estadounidenses Michael Phelps y Ryan Lochte clasificaron el miércoles a la final de los 200 metros combinados buscando sumar más títulos en los Juegos de Río, mientras que el kazajo Dmitry Balandin y la española Mireia Belmonte hicieron historia en la piscina olímpica.

Phelps buscará sumar su vigésimo segunda medalla de oro olímpica y ganar el evento por cuarta vez consecutiva, mientras que Lochte intentará superar la presea de plata que consiguió en Londres 2012. Ambos ayudaron a Estados Unidos a conquistar la medalla de oro el martes en los relevos 4×200 libres.

El brasileño Thiago Pereira clasificó con el tercer mejor tiempo (1:57,11) a la final, un evento en el que logró la medalla de bronce cuatro años atrás, para darle la primera posibilidad al país anfitrión de un título en natación.

Phelps, de 31 años, marcó un minuto y 55,78 segundos, mientras que Lochte, de 32 años, registró un tiempo de 1:56,28 en su único evento individual de los Juegos de Río.

En la prueba que abrió las finales del día, Balandin logró una sorpresiva victoria en los 200 metros pecho tras clasificar con el tiempo más lento en la semifinal. Fue la primera medalla olímpica para el nadador de 21 años y la segunda presea dorada para el país de Asia Central en una hora.

El kazajo tocó la pared en dos minutos y 7,46 segundos, apenas 0,07 segundos por delante del estadounidense Josh Prenot. El ruso Anton Chupkov se llevó el bronce.

Yasuhiro Koseki había tomado el control de la carrera desde el comienzo hasta los 150 metros, bastante por debajo del récord mundial, antes de quedar atrás en la última vuelta. El japonés terminó en quinto lugar, por detrás del británico Andrew Willis, quien no pudo superar el trío principal.

ORO ESPAÑOL

Más tarde fue el turno de Belmonte de sorprender en los 200 metros mariposa. La europea le dio la primer medalla de oro a su país en Brasil y además se convirtió en la primera española en quedarse con un título olímpico en natación.

La española, medallista de plata en Londres 2012, se superó en tierras brasileñas para ganar la carrera en dos minutos y 4,85 segundos, el tiempo más rápido del año en la especialidad. La australiana Madeline Groves se quedó con la presea de plata mientras que la campeona del mundo japonesa Natsumi Hoshi conquistó el bronce.

Belmonte, de 25 años y que ganó el bronce en los 400 metros combinados el sábado, tuvo que empeñarse en la piscina para hacerse con el título ya que Groves lideró la prueba tras la primera vuelta luego de que Hoshi fue la más rápida en salir.

Agencias