La selección femenina de Australia se convirtió el lunes en la primera campeona olímpica de rugby al siete al superar 24-17 a Nueva Zelanda en el partido por el título en los Juegos de Río de Janeiro disputado en el Estadio Deodoro.

Las campeonas del mundo iban abajo en el marcador, pero los tries de Emma Tonegato, Evania Pelite, Ellia Green y Charlotte Caslick dieron vuelta el registro y les permitieron sacar una ventaja que las neocelandesas nunca se pudieron recuperar.

Las jugadoras de Nueva Zelanda, que consiguió dos tries a través de Kayla McAlister y otro más por intermedio de Portia Woodman, realizaron el característico haka, aunque esta vez entre lágrimas y con la derrota consumada.

Woodman fue la máxima anotadora de tries de la competencia, con 10.

Más temprano el lunes, Canadá se quedó con la presea de bronce al superar 33-10 a Gran Bretaña.

El rugby había quedado fuera de la parrilla olímpica luego de los Juegos de París 1924. En esa oportunidad, Estados Unidos obtuvo el oro al superar al local Francia en la disciplina de 15 hombres.