El astro jamaiquino de la velocidad Usain Bolt ganó su serie eliminatoria de los 100 metros planos en Río de Janeiro pero no se mostró demasiado satisfecho con su actuación, dando inicio el sábado a su camino hacia el oro en la prueba reina del atletismo olímpico.

Bolt, de 29 años, parecía contrariado luego de la prueba, el inicio de la preparación para defender su corona, principalmente frente a Justin Gatlin.

Bolt, que cumple 30 años el último día de los Juegos, está enfocado en conquistar los oros en 100, 200 metros y como parte del equipo de relevo 4×100 mts para apuntarse su triplete histórico tras los éxitos en Pekín 2008 y Londres 2012.

El astro caribeño marcó 10.07 segundos, deteniendo el ritmo de su carrera luego de salir de los bloques de arrancada un poco retrasado.

“No fue el mejor comienzo, me siento un poco lento. Creo que es por el hecho de que es en la mañana. No estoy acostumbrado a correr tan temprano en la mañana”, dijo Bolt a periodistas cuando la ciudad estaba bañada por un fuerte sol.

“Ojalá mañana me sienta mucho mejor “, agregó, en alusión a la participación en semifinales y la final del domingo, que tendrán lugar en la tarde y la noche.

Gatlin, de 34 años, logró el mejor tiempo de las eliminatorias de la mañana del sábado con marca de 10,01 segundos.

El estadounidense, campeón olímpico de los 100 metros en los Juegos de Atenas 2004, busca convertirse en el hombre más viejo en ganar un medalla en el hectómetro y el primero en hacerlo después de haber cumplido dos sanciones por dopaje positivo.

“Me sentí bien. Creo que voy a tener que correr un poco más rápido (que su mejor tiempo de la temporada 9.80 segundos) para ganar esta medalla”, dijo Gatlin.

El marfileño Ben Youssef Metie, de 29 años, se anotó con 10.03 el segundo mejor registro de las preliminares de los 100 metros lisos, superando a la esperanza estadounidense Trayvon Bromell, que detuvo el cronómetro en 10,13 segundos.

 

Reuters