pleca_visa_rio_2016_2

La taekwondista mexicana María del Rosario Espinoza, la nadadora estadounidense Missy Franklin, la atleta neozelandesa Valerie Adams, las clavadistas canadienses Pamela Ware y Jennifer Abel, el decatleta estadounidense Ashton Eaton y el voleibolista de playa brasileño Alison Cerutti “compartieron auto” para llegar a Río en la nueva campaña de Visa.

En los 30 años de respaldo del Movimiento Olímpico por parte de Visa, ésta es la campaña de la firma que destaca a más atletas, más formas de pago y más geografías e incluye a más de 20 deportistas, como la atleta paralímpica brasileña Terezinha Guilhermina, el atleta sudafricano Wayde van Niekerk y los nadadores japonenes Daiya Seto y Kanako Watanabe.

“Creemos que ésta es la campaña olímpica más ambiciosa, mejor integrada y global que hemos hecho hasta ahora”, señaló Lynne Biggar, Vicepresidente Ejecutivo, Director de Mercadeo y Comunicaciones de Visa al medio especializado Adweek .

Las imágenes fueron grabadas en Estados Unidos, Brasil y Japón y tiene referencias de África, Australia, Canadá, Europa Central, América Latina, Medio Oriente y Nueva Zelanda.

Por ejemplo, en la versión para México aparece al inicio la doble medallista mexicana María del Rosario (oro en Beijing 2008 y bronce en Londres 2012).

Mientras que en la versión japonesa, destacan al final los atletas nipones Seto y Watanabe.

COMPARTIENDO EL AUTO CON UN ATLETA

Por otra parte, la experiencia llegó hasta el asiento del copiloto el día de la inauguración olímpica.

El viernes 5 de agosto, usuarios Uber en Río, San Francisco, Nueva York, México, Santiago y Dubái pudieron utilizar el código VISAPOOL en su aplicación Uber y elegir “RioPOOL” como su opción de transporte; luego un vehículo Visa RioPOOL los recogió con uno o dos pasajeros adicionales para compartir una experiencia deportiva.

Cada Visa RioPOOL fue equipado con una tableta que permitió a los pasajeros crear videos o añadir filtros como pelotas de futbol, efectos 3D que les agregan goggles para nadar y más.

Además, pasajeros en Río tuvieron la oportunidad de compartir el trayecto con algún atleta del Team Visa. La actividad tenía un objetivo: unir usuarios de diferentes pensamientos, experiencias y ciudades en el camino hacia la aceptación.