La etíope Etenesh Diro sufrió el sábado una caída múltiple junto a otras dos atletas en la carrera clasificatoria de los 3 mil metros con obstáculos de los Juegos de Río y decidió detenerse para quitarse una zapatilla dañada, pero siguió adelante en la competencia para terminar séptima.

Diro, de 25 años y quien quedó en el quinto lugar en la misma prueba en los Juegos de Londres hace cuatro años, estalló en llanto el sábado tras finalizar la carrera en 9 minutos y 34,7 segundos, más de 20 segundos que su mejor tiempo personal.

Aún así, el incidente no puso fin a su participación en Río, ya que los organizadores decidieron pasar a la etíope a la final que se realizará el lunes.

La australiana Genevieve Lacaze, quien terminó en segundo puesto con un tiempo de 9 minutos y 26,5 segundos para calificar a la próxima ronda, se quejó del contratiempo que afectó a la prueba.

“Ella era como un obstáculo”, dijo la atleta de 27 años. “Alguien le rompió el talón (de la zapatilla) y en lugar de salirse del camino -imagino que tú no piensas demasiado en el resto cuando estás en los Olímpicos- ella simplemente se detuvo y fue un obstáculo para unas cuatro chicas”, declaró.

 

Reuters