La atleta keniana Jemima Jelagat Sumgong ganó el oro en el maratón olímpico femenino con un tiempo de dos horas, 24 minutos y cuatro segundos, para convertirse en la primera mujer de su país que se lleva el título.

Eunice Jepkirui Kirwa, de Bahréin, se quedó con la plata y la etíope Mare Dibaba logró el bronce.

Sumgong, de 31 años, mantuvo un ritmo constante durante la carrera junto al pelotón que lideraba y no aceleró hasta los kilómetros finales.

“Yo me había preparado para alejarme en el kilómetro 35 y mi cuerpo respondió muy bien, al igual que mis movimientos”, dijo Sumgong a reporteros después de cruzar la línea en el Sambódromo de Río de Janeiro.

“A los 40 kilometros sabía que el oro era mío”, añadió.

La bielorrusa Volha Mazuronak, de 27 años, tomó la delantera pasada la mitad del maratón y se alejó brevemente del grupo. Esto hizo reaccionar al pelotón compuesto por más de 20 corredoras que aceleraron el paso, pero algunas comenzaron a quedar atrás.

Fue el primero de una serie de ataques de la debutante olímpica, quien finalmente no pudo mantener el paso y fue superada por las líderes en las últimas etapas antes de terminar en el quinto puesto.

La mejor latinoamericana de la prueba de maratón fue la peruana Gladys Tejeda, que terminó la carrera en el décimo quinto lugar.  Las mexicanas Madaí Perez y Margarita Hernández terminaron en los lugares 32 y 48.