Cuando salió con la mano en alto en señal de victoria, Lázaro Álvarez ratificó lo que había dicho unos días ante de su debut olímpico. El boxeador cubano salió en la defensa del ‘amateurismo’ y explicó que los púgiles aficionados tienen mucho que dar por el deporte. Luego de sus declaraciones ganó simpatizantes, pero después de que derrotó al italiano Carmine Tomassone, uno de los tres profesionales en Río 2016, sumó puntos de credibilidad.

Álvarez no es un improvisado. Comenzó con sus éxitos en los Campeonatos Mundiales de Boxeo Amateur en 2011 cuando tenía 20 años, en los que se coronó campeón en peso gallo. Más tarde, en los Juegos Panamericanos de Guadalajara que se realizaron ese mismo año, derrotó en el duelo por la medalla de oro al mexicano Óscar Valdez para consagrarse monarca. Un año más tarde tuvo su debut en los Juegos Olímpicos en Londres 2012, en los que capturó la medalla de bronce.

Pese a que tuvo la oportunidad de convertirse en profesional en 2013, Álvarez prefirió mantenerse como amateur. Su decisión la respaldó con su segundo campeonato mundial que consiguió en el campeonato mundial que se realizó en Almaty, Kazajistán en 2013.

En Río 2016, el cubano tuvo su debut contra el mismo Tomassone, quien en su carrera profesional acumulaba 15 triunfos (cuatro por la vía del nocaut) y cero derrotas. Sin embargo, el isleño demostró su nivel y le ganó en los tres rounds.

“Los boxeadores amateur tenemos mucho que dar, no todo se trata de dinero. Los profesionales se quedan parados, estáticos. Eso lo aproveché para hacer mi boxeo”, explicó Álvarez tras concluir el combate.

Pero el espíritu de defender el boxeo aficionado es nativo de Cuba. Teófilo Stevenson, triple campeón olímpico y considerado el mejor púgil aficionado de la historia, también defendió el amateursimo. “Prefiero el cariño de ocho millones de cubanos. No cambiaría mi pedazo de Cuba ni por todo el dinero que puedan ofrecer”, dijo en su momento.

Álvarez, a los 25 años, puede ampliar su leyenda en el boxeo aficionado si gana otra medalla olímpica, pero primero deberá vencer al estadounidense Carlos Balderas el próximo viernes, en los cuartos de final de la categoría de hasta 60 kilogramos.

Alain Arenas