El entrenador del equipo de atletismo de Kenia John Anzrah fue enviado de regreso a casa desde los Juegos Olímpicos de Río tras hacerse pasar por un atleta y dar una muestra de orina en una prueba antidopaje, informó este jueves a Reuters el presidente del comité olímpico del país africano.

Anzrah es el segundo entrenador keniano en ser expulsado de los Juegos por temas de dopaje.

“Hemos enviado a casa a Anzrah. Se presentó como un atleta, dio una muestra de orina y hasta firmó los documentos. No podemos tolerar semejante comportamiento”, dijo Kip Keino, presidente del Comité Olímpico de Kenia, en una entrevista telefónica desde Río de Janeiro.

La semana pasada, el país expulsó al entrenador Michael Rotich tras acusaciones de que solicitó dinero para avisar a supuestos atletas, que eran periodistas encubiertos, sobre cuándo se presentarían los inspectores de dopaje. Rotich ha negado las acusaciones.

Reuters.