Las medallas de oro son el máximo premio en los Juegos Olímpicos, pero realmente son casi en su totalidad de plata.

Las medallas de Río 2016 tendrán 494 gramos de plata y sólo 6 gramos del metal dorado. Sólo las medallas de Saint Louis 1904 y Londres 1908 fueron completamente de oro.

“Podemos fabricar medallas de oro puro, pero sabemos lo caras que serían”, explicó Victor Hugo Berbert, quien supervisó el proceso de fabricación de las medallas en la Casa de Moneda de Brasil.

“Así que las medallas de oro… no son exactamente de oro puro”.

Fabricar las preseas con oro puro costaría unos 23 mil 500 dólares en materia prima, al fabricarlas de plata con una pequeña capa de oro brasileño, el valor es de unos 600 dólares.

El oro está certificado por una cierta pureza y es considerado de muy alta calidad. La plata y el “bronce” (que, en realidad, no es de bronce) son fabricadas mayormente de materiales reciclados.

La plata utilizada para las medallas de los subcampeones fue recopilada en parte de espejos y vajillas, mientras que las de bronce fueron fabricadas en parte con el mismo cobre que es utilizado para las monedas brasileñas.

Agencias