Bloomber. NBC trató de cambiar el idioma de Río 2016, por lo menos el de la ceremonia inaugural.

La cadena que pagó cerca de mil 200 millones para transmitir los Juego Olímpicos en Estados Unidos, presionó, sin éxito, para cambiar el idioma oficial del espectáculo del portugués al inglés.

En el tradicional desfile de las delegaciones de los países, los equipos entran al estadio en orden alfabético.

Cambiar los idiomas pondría a los 555 atletas estadounidenses casi al final, dando una razón a la audiencia para ver la transmisión completa. De lo contrario, el equipo ingresa más o menos en la mitad del evento.

El director de comunicaciones, Mario Andrada, dijo que las reglas del Comité Olímpico Internacional exigen que el idioma oficial de la ceremonia de apertura sea el del país anfitrión.

La cadena, que es la mayor emisora global de los juegos, no respondió a un pedido de comentarios.

La ceremonia de apertura es la única parte de las olimpíadas que no se transmitirá en vivo en Estados Unidos. El espectáculo de cuatro horas empezará a difundirse a las 20:00 hora del este, una hora después del comienzo en el estadio Maracaná en Río.

“Queremos comenzar cuando la gente esté en sus casas para verlo”, dijo en una entrevista el lunes Gary Zenkel, presidente de las olimpíadas en NBC. “Es un show, no un evento realmente”.

Zenkel predijo que la ceremonia sería la noche más vista de los juegos. Ayuda a esto que Brasilia esté sólo una hora por delante de la costa este estadounidense. Durante los juegos de Londres el 2012, NBC fue criticado por retrasar su transmisión de los eventos principales, lo cual originó una campaña en contra en las redes sociales.

Aun así, Londres 2012 fue el evento más visto en la historia de la televisión en el país norteamericano, de acuerdo con la cadena. En el anuncio de ganancias de Comcast Corp., Steve Burke, director ejecutivo de NBCU, dijo que NBC recaudó 120 millones de dólares en ganancias de los juegos del 2012. “Vamos a recaudar mucho más que eso (en Río)”, añadió.

La cadena ya tenía vendidos para mediados de marzo más de mil millones de dólares del stock publicitario de la justa deportiva.

“Han pasado cuatro años y afortunadamente siempre hay un poco de crecimiento en tasas de publicidad”, dijo Zenkel, agregando que la cadena tiene más plataformas, contenido y cobertura que nunca. “Son los juegos olímpicos. Reunir a una audiencia masiva por un corto período de tiempo frente a toda la nación estadounidense es una propuesta única”.

Pero sí mueve natación…

NBC sí consiguió trasladar el evento de natación que contará con la quinta participación de Michael Phelps y es una de las disciplinas más populares entre los espectadores estadounidenses, para más tarde, incluidas algunas carreras que comienzan después de la medianoche. “Es una situación donde todos ganan”, dijo Andrada. “Todos queremos la mayor cantidad de espectadores posibles”.