Alain Arenas
La Selección alemana de futbol varonil tardó 28 años y siete ediciones para disputar nuevamente unos Juegos Olímpicos. El cuadro teutón, rival del Tri olímpico en su debut en el torneo de Río 2016, nunca ha podido ganar la medalla de oro desde que se reunificó en 1989, y la presea de bronce obtenida en Seúl 1988 es su mejor resultado desde entonces.

Pero no siempre fue así. La República Democrática de Alemania ganó tres medallas: una de oro (Montreal 1976), una de plata (Moscú 1980) y una de bronce (Tokio 1964); mientras que la Federal sólo consiguió el tercer puesto en la capital surcoreana.

“No podemos confiarnos de este equipo alemán. Sabemos que es una escuadra que tiene un buen juego aéreo, que sacará ventaja de éste y que les gusta tener el balón dominado en mediocampo para impulsar sus ataques desde esa zona. No podemos distraernos en que no van con sus mejores jugadores, como es el caso de (Leroy) Sané”, explica Raúl Gutiérrez, director técnico de la Selección olímpica mexicana.

Pero el nuevo futbolista del Manchester City no es el único que está en el rango de edad y que no fue convocado a la justa veraniega. También está el caso de Julian Draxler, Emre Can, Joshua Kimmich, Jonathan Tah y Julian Welgl, quienes no fueron considerados por el entrenador Horst Hrubesch, aunque sí participaron en la pasada edición de la Eurocopa Francia 2016.

La mayoría de los convocados alemanes proviene del Hoffenheim (décimo quinto lugar en la Bundesliga la temporada pasada), Red Bull Leipzig, Friburgo (escuadras que ascendieron para esta campaña) y otros equipos de segundo orden en la máxima categoría del futbol alemán. Incluso sus tres refuerzos: Lars y Sven Bender, y Nils Pedersen, pese a que los dos primeros militan en el Borussia Dortmund y Bayer Leverkusen, respectivamente, no son figuras. En el caso de Lars, éste tuvo una lesión en el muslo derecho que acarrea desde 2014 (misma que hizo que se perdiera el Mundial de Brasil) e impidió que jugara 33 partidos la temporada pasada.

Los combinados alemanes que no han podido calificar a los Juegos Olímpicos contrastan con los resultados que han dado otros combinados. El seleccionado absoluto teutón ha ganado dos Copas del Mundo desde los Juegos de Seúl (1990 y 2014) y ha asistido a todos los Mundiales desde entonces. La Selección Sub-20 no ha podido ganar un campeonato, pero ha calificado en ocho de 14 Mundiales Sub-20 y el cuadro Sub-17 ha clasificado a la Copa del Mundo de su categoría en ocho de 13 ocasiones.

PELIGRO ASIÁTICO
Pese a que su mejor actuación en Copas del Mundo fue un cuarto lugar en 2002, la Selección olímpica dio el mejor resultado para el futbol de Corea del Sur en los Juegos de Londres 2012, en los que consiguieron la medalla de bronce. Para esta edición de las Magnas Justas, el cuadro surcoreano tiene en su plantilla a cuatro elementos que participan en el balompié europeo, incluidos los delanteros Hyun-Jun Suk, del Porto, y Heun-Min Son, del Tottenham, éste último considerado como el mejor jugador del país, de acuerdo con la prensa local.
“Con los que se reforzaron son muy buenos, juegan en Europa y tienen protagonismo en sus clubes. Eso sin duda complica las cosas. Hay que prestarles atención. Corea es un equipo rápido, que acostumbra triangular sus pases y que llega por los costados para hacerle daño al rival. Tenemos que anticiparlos, robarles el balón para que ellos no puedan agarrar velocidad en sus ataques ni en sus contragolpes”, agrega Gutiérrez.

INCÓGNITA OCEÁNICA
El cuadro olímpico de Fiji arriba al torneo de Río 2016 con un cuadro en el que 16 de sus 17 futbolistas participan en su liga local. El extremo izquierdo Roy Krishna, refuerzo del equipo, de 28 años, es el único elemento que juega en el extranjero. Lo hace en el Wellington Phoenix, de la Primera División australiana.
“Saldremos a enfrentar a los rivales con seriedad. Fiji es una incógnita, pero si no salimos concentrados podemos pasarla mal durante el partido. Una de las claves para este torneo es enfrentar a los tres con mucho respeto, pero con la mentalidad de que queremos ganar y eventualmente repetir la medalla de oro”, finaliza el entrenador mexicano.