pleca_visa_rio_2016_2

Cincuenta y nueve atletas olímpicos y paralímpicos de Río pagan sus compras con el poder de su dedo… o mejor dicho de un anillo.

Visa repartió anillos con tecnología NFC a deportistas como la nadadora Missy Franklin y el decatleta Ashton Eaton, ambos de Estados Unidos.

Así funcionan los anillos de Visa.

NFC, que quiere decir Near field communication (Comunicación de campo cercano), es una tecnología de comunicación de corto alcance que permite el intercambio de datos entre dispositivos, es decir, cuando los atletas acercan su anillo a las terminales de pago realizan su compra.

Visa, patrocinador oficial de los Juegos Olímpicos por 30 años, es el proveedor exclusivo de pagos en Río 2016 y repartió cuatro mil terminales con la tecnología NFC.

Los anillos son resistentes al agua, soportan profundidades de hasta 50 metros e incluye un microchip con una antena NFC. Además, a diferencia de otros wearables, no requieren batería o recarga.

“Como atleta olímpica, los anillos tienen un significado especial para mí”, dijo Franklin, cuatro veces medallista de oro olímpico y miembro del equipo de Visa.

“El anillo de Visa es una gran innovación que yo sé que los atletas que compiten en Río disfrutarán pues podrán pasar de una prueba a las compras sin tener que llevar una cartera o la tarjeta”, añadió Franklin durante la presentación del dispositivo en junio.

 

La mayoría de los dispositivos portátiles de pago en la actualidad vienen en forma de pulseras y relojes , pero este programa piloto de Visa podría alentar la creación de nuevas innovaciones más elegantes.

De acuerdo con la consultora Juniper Research, el valor global de los pagos sin contacto (con tecnologías como NFC) con móviles y weareables llegaría a 95 mil millones al año en 2018, frente a menos de 35 mil millones el año pasado.