La provocación de lanzarle agua a los ojos al australiano Mack Horton el domingo pasado, las lágrimas que recorrieron su rostro al ganar la medalla de plata y sus seis preseas olímpicas que posee (la última de ellas ganada esta noche), son un reflejo de la personalidad del campeón chino Yang Sun.

En la piscina, Sun, de 24 años, es brillante. A los 16 años debutó en las Magnas Justas en Beijing 2008 y para Londres 2012 ganó dos oros (400m libres y 1500m libres), una plata (200m libres) y un bronce (relevo 4x200m libres combinados). En Río ya acumula dos preseas más. Por si fuera poco posee el récord mundial de los 1500 m libres(14:31.02 minutos) y el récord olímpico de los 400m liberes (3:40.14).

Pero fuera del agua se transforma en algo más parecido a una estrella de rock que a un atleta. A principios de 2013, el deportista de 24 años rompió con su entrenador, porque éste le cuestionó una relación que tuvo con una azafata durante un vuelo. En octubre del año siguiente, Yang fue suspendido tres meses por dopaje al dar positivo por trimetazidina en una muestra antidopaje. Un mes después, estrelló su Porsche contra un autobús y fue a parar a la cárcel.

“Debería haber sido un ejemplo a seguir como deportista y figura pública… pero he fallado en mi responsabilidad”, declaró Yang tras su serie de incidentes.

Para Río 2016 regresó para defender sus cetros olímpicos en 400m y 1500m libres. En la primera prueba, que se realizó el domingo, falló luego de que el australiano Horton lo venciera y se quedara la medalla de oro, lo que provocó que el chino le diera la espalda y posteriormente se soltara a llorar.

Sin Horton en el camino, Sung amplió su leyenda de ‘chico malo’ y ganador, después de que se quedara con la medalla de oro en los 200m libre masculino al marcar un tiempo de 1:44.65 minutos, foja que le permitió sacarle 55 centésimas de segundo al segundo lugar, Chad Le Clos.

“Soy el rey de los 1500 metros y lo voy a demostrar otra vez. No soy amigo de Horton y no lo seré en un futuro. Él me verá triunfar en la alberca”, advirtió el chino, quien se encontrará en dicha prueba con el australiano el 12 de agosto en la final del evento.

Alain Arenas.